Tag: Cabina Audiométrica

Gestionan aparatos auditivos para adultos

En apoyo a los adultos mayores que padecen problemas en el oído dentro del municipio, el Departamento de Salud continúa recabando expedientes para otorgar al menos 40 aparatos auditivos al mismo número de personas de la tercera edad que lo requieran.

En apoyo a los habitantes de la localidad se implementó un programa de ayuda dirigido a las personas de la tercera edad, mismo que busca atender los problemas auditivos que actualmente padecen algunos ciudadanos de este sector.

El programa comenzó desde hace aproximadamente dos semanas, en donde se encuentra la participación de diferentes organismos de Salud, así como también el apoyo de las autoridades municipales para la gestión de 40 aparatos auditivos.
“Son gestiones que hizo nuestro ciudadano alcalde Joel Cebada con el secretario de Salud, Pablo Anaya”, comentó Ricardo Muñoz Cortés, coordinador de Salud en Nogales.

Asimismo Muñoz Cortés mencionó que para beneficio de los adultos mayores la obtención de los aparatos no tendrá ningún costo, debido a que es una situación de salud que merma el bienestar de las personas que se encuentran padeciendo problemas auditivos.

Cabe destacar que el programa tiene un cupo límite, debido a que sólo se cuentan con 40 aparatos auditivos para las personas que requieran este apoyo.

Mencionó que para la obtención de este beneficio se está realizando un estudio socioeconómico, para delimitar quiénes se verán beneficiados con la implementación de dicho programa, posteriormente que se recaben los trámites requeridos se mandará al paciente a realizarse exámenes de audiometría.

“Durante el programa que se implementó semanas atrás se realizó un estudio socioeconómico todos estos pacientes que solicitaron los aparatos auditivos son del programa 70 y más”.

Añadió que el único pago que realizarán los beneficiados será el estudio de audiometría con costo de 200 pesos, mismo trámite que se le anexa a su expediente con su credencial de elector, comprobante de domicilio y un comprobante que demuestre que son personas de escasos recursos.

Relacionados: Cabina Audiométrica S40Cabina AudiométricaS40


Presbiacusia o sordera de la edad

No existe una causa única que precipite el desarrollo de la presbiacusia y en la mayoría de los casos se observa sólo una predominancia de alguna de ellas.

Sin embargo, existen algunos factores que se han asociado a que la presbiacusia se inicie en una fase más temprana o que exista una mayor pérdida auditiva como la predisposición hereditaria de desarrollar la enfermedad, el estar expuestos a un exceso de ruido ambiental o laboral, el uso de medicamentos que por su composición puedan dañar el oído (medicamentos ototóxicos), alteraciones metabólicas como la diabetes mellitus, deficiente irrigación arterial, infecciones otológicas y hábitos nocivos como el exceso de tabaquismo y alcohol, entre otros.

La edad por sí misma está asociada con los cambios fisiológicos, bioquímicos y moleculares que modifican la resistencia y la fragilidad celular que incrementan la pérdida auditiva, entre las que se puede mencionar el daño progresivo al DNA celular, el deterioro de la función mitocondrial, la reducción de las concentraciones celulares de agua, insuficiencia vascular (reducción de oxígeno y nutrientes, problemas con la eliminación de productos tóxicos y aumento de radicales libres de oxígeno) y una disminución de la elasticidad de las membranas.

HIPÓTESIS QUE TRATAN DE EXPLICAR ESTOS HALLAZGOS.

1.- Hipótesis de la disdiferenciación:

Explica que en el proceso de envejecimiento celular hay una activación preprogramada de genes que son nocivos para las células, las cuales conducen a la activación de enzimas y de las reacciones bioquímicas responsables de los cambios relacionados con la edad observada en la presbiacusia.

2.- Hipótesis de la alteración de la membrana:

Esta basada en la acumulación progresiva de radicales libres oxidativos en las células del oído interno que se incrementa con la reducción del flujo sanguíneo coclear. El resultado de este daño tóxico es la disminución en la sensibilidad auditiva. Asimismo con la edad hay una reducción en las enzimas protectoras contra los radicales libres como la dismutasa peroxidasa y el glutation, lo cual puede explicar parcialmente el origen de la presbiacusia.

Es importante considerar que no sólo los cambios patológicos del oído interno (nuerosensoriales) intervienen en la generación de la hipoacusia, sino también se encuentran implicaciones conductivas que interfieren con la captación del sonido como las obstrucciones del conducto auditivo externo producidas por la falta de rigidez de los cartílagos del pabellón auricular, la acumulación de cerumen, el engrosamiento y de la membrana timpánica, la rigidez progresiva de la cadena osicular y la osificación de los tendones del martillo y del estribo. Asimismo, las células del oído interno como las del resto del organismo están también sujetas a factores metabólicos internos como la diabetes mellitus, la hipertensión arterial o la hipercolesterolemia que pueden incrementar los trastornos vasculares.

En conclusión, el diagnóstico de la presbiacusia se establece con los antecedentes referidos por el paciente, la exploración física que demuestra un oído anatómicamente normal y la realización de una audiometría donde se pone de manifiesto una perdida auditiva bilateral que afecta principalmente a las frecuencias altas o agudas, con un buen reconocimiento de palabras (discriminación) a mayor volumen.

En el momento actual, no existen medicamentos, ni cirugía que sea eficaz para el tratamiento de la presbiacusia. Conviene evitar la exposición a ruidos intensos y evitar hábitos dañinos (tabaquismo y alcoholismo). En resumen: La contaminación personal, laboral y ambiental.

El tratamiento de elección en los pacientes en los que se ha confirmado el diagnóstico de presbiacusia es la colocación de una prótesis auditiva. En términos generales se recomienda la colocación bilateral de auxiliares auditivos para que el paciente tenga una percepción más adecuada de los sonidos y pueda identificar con una mayor claridad su origen. Ya que no es lo mismo ser un Hipoacusico binaural que un normoacusico monoaural.

El mejor ejemplo es una persona que no oye con ambos oídos y tiene un nivel de sordera similar en ellos. Si ustedes le adaptan un auxiliar auditivo eléctrico en uno solo de los oídos, el paciente oirá mejor cuando sólo sea una persona con la que dialoga, pero si esta en un sitio donde se encuentren muchas personas, “los sonidos se empotran” y el paciente “oye pero no entiende”, esto se explica porque existe una sumación de sonidos en el oído con el que escucha normal. Esto es similar a los discos monofásicos o monoaurales, contra los discos compactos, que son binaurales.

En conclusión, la audición normal es binaural.

Una audición plena mejora la calidad de vida de los pacientes, su estado de ánimo y los reintegra a la sociedad. Actualmente con los adelantos científicos en el aspecto cosmético de las prótesis auditivas, éstas han mejorado notablemente y es posible encontrar en el mercado dispositivos estéticamente funcionales. Por último, es importante recordar que la prevención de la sordera es más efectiva que su tratamiento.

Relacionados: Cabina Audiométrica S40Cabina AudiométricaS40


Enfrentan pérdida de audición estudiantes de UDEM

Más del 50 por ciento de los estudiantes de profesional en la Universidad de Monterrey (UDEM) presenta una pérdida de audición irreversible a causa del uso inmoderado de audífonos, revela una investigación.

De acuerdo a un estudio realizado por la Agencia Informativa UDEM, los estudiantes de la institución privada que usan los auriculares durante más de una hora diaria corren mayor riesgo en su salud.

“El 52.86 por ciento de estudiantes de profesional de la Universidad de Monterrey presenta una pérdida de audición irreversible, mientras que el 40 muestra síntomas de disminución de sensibilidad en la captación del sonido”, indica el estudio.

El estudio de conveniencia fue supervisado por los catedráticos de Fisiología UDEM, Román Vidaltamayo Ramírez, y Estadística UDEM, Ricardo Bassol Mayagoitia.

La investigación se llevo a cabo entre una población de 350 estudiantes de 18 a 24 años y a través de un examen de audiometría, se comprobó que existe una relación entre el uso inmoderado de audífonos y la pérdida auditiva.

Señala que “el estudio encontró que sólo el 7.14 por ciento cuenta con buena audición en base a una población de seis mil 888 a los alumnos que asisten al campus “ de las 8 horas a las 19 horas.

La investigación, apunta, fue aplicada a quienes aceptaron realizar un examen de frecuencias agudas en diferentes rangos auditivos de edad a través de iPods con volumen medio en condiciones ambientales que al compararse se obtiene la pérdida de audición en años.

Refiere que la prueba de audiometría es la más exacta para medir el umbral auditivo, ya que el participante contesta a las distintas intensidades de sonidos de entre cero y 110 decibeles en diferentes tonos de entre 128 a ocho mil kilohertz.

Explica que el deterioro de audición está seriamente relacionado con el tiempo de uso diario de audífonos, de acuerdo a la hipótesis según la interpretación de las tablas de contingencia que compararon los resultados observados con los esperados a través de ecuaciones estadísticas.

“Los estudiantes que usan los auriculares durante más de una hora diaria presentan mayor pérdida y corren mayor riesgo que quienes escuchan música a diferencia de los que emplean los audífonos para

otras opciones como manos libres, computadoras y videojuegos”, refiere.

Manifiesta que el estudio arrojó que iniciar ante más temprana edad la utilización de estos artefactos, causa una mayor disminución de sensibilidad auditiva.

De acuerdo con el estudio, indica, existe una clara tendencia con el incremento del uso de audífonos y la pérdida de audición que sufren los estudiantes.

“El problema es que el músculo encargado de amortiguar a los tres huesecillos conectados al tímpano cuando éste recibe las ondas sonoras, se encuentra la mayor parte del tiempo contraído por el ruido constante de los auriculares “, expresa.

Añade que “si a la larga obligas a este músculo a estar contraído, el calcio del que está hecho hará que se haga más recto junto con su tendón asociado y no se podrá oír todo el espectro, es por esto que se pierde la capacidad auditiva”.

El oído humano, explica, tiene la capacidad de distinguir sonidos muy graves y muy agudos, conforme a la edad se va perdiendo la capacidad, pero si se lastima el oído con esos artefactos, el efecto se acelera y para satisfacer al oído el sujeto va aumentando el volumen.

“El problema de los audífonos, es que como no tienes forma de acolchonar tu oído contra el sonido, si subes mucho el volumen de tus audífonos no tienes forma de que el oído responda o se pueda regular”, agrega.

Advierte que las vibraciones que producen los aparatos de sonido y los decibeles que reciben a una exposición mayor a 24 kilohertz causan daños en la audición.

“Una vez perdida la sensibilidad, no se puede recuperar, ya que las neuronas estimuladas por frecuencias altas y bajas, dejan de captar las vibraciones agudas, y estas células después se pierden sin la posibilidad de regenerarse “, indica.


Sordos por el exceso de uso de audífonos

El uso inmoderado de audífonos ocasiona pérdida irreversible de audición, indica un estudio de la Universidad de Monterrey, donde más de la mitad de los estudiantes está en esa condición en mayor o menor grado.

De acuerdo con el reporte, el 52.86% de los estudiantes presenta una pérdida de audición irreversible y el 40% muestra síntomas de disminución de sensibilidad en la captación del sonido.

La investigación abarcó a 350 estudiantes de 18 a 24 años: a través de un examen de audiometría se comprobó una relación entre el uso inmoderado de audífonos y la pérdida auditiva. Usar audífonos más de una hora diaria implica mayor riesgo.

Relacionados: Cabina Audiométrica S40Cabina AudiométricaS40


El Ayuntamiento realizará un estudio sobre la salud auditiva de los mayores

Mediante la realización de una audiometría y la inspección interna de los oídos se recogerán los datos necesarios para realizar el estudio, con la derivación del paciente a los especialistas, en el caso de detectarse alguna patología.

La concejala adscrita al área de Bienestar Social, Carmen Capote, ha explicado que los problemas de audición son de vital importancia en la

vida de las personas mayores porque condicionan la correcta relación con los demás. Cerca de la cuarta parte de las personas mayores entre 65 y 74 años y la mitad de los mayores de 75 años sufren presbiacusia, una disminución auditiva lo suficientemente importante como para interferir con su actividad social.

La presbiacusia y los tapones de cera son las patologías más frecuente en los oídos de las personas mayores y producen síntomas que aíslan y alteran las relaciones sociales. Si no se pone remedio con rapidez, la sordera acaba convirtiéndose en un obstáculo que aísla socialmente a quienes la padecen.

Las personas interesadas en someterse a las pruebas deben solicitar cita o acudir al gabinete geriátrico municipal, o llamar a los teléfonos 952 792 602 o 952 794 051.

Relacionados: Cabina Audiométrica S40Cabina AudiométricaS40


Copyright © 1996-2010 Blog de Emergencias. All rights reserved.
iDream theme by Templates Next | Powered by WordPress